Las calles de Riofrío, libres de los efectos de la riada