La campaña suspendida se traslada a Lorca