Galicia y País Vasco arrancan la campaña como posible llave para el desbloqueo