El canciller de Ecuador reitera que el más reciente ataque de las FARC se originó en Colombia