Los candidatos se refugian en la familia para pasar la jornada de reflexión