Un caos, fruto de la provocación