Caos y enfermos en los pasillos en el hospital madrileño del Tajo