El sucesor de Bárcenas reconoce los pagos que recibió en concepto de "gratificaciones"