La defensa de la infanta pide su absolución y una sanción para Manos Limpias