Cataluña acapara la precampaña, el Gobierno llama a la calma y la oposición reclama más actuaciones