Un perito certifica que los datos del ordenador de "Raúl Reyes" no están manipulados