Las cicatrices de ETA en el espacio, y en la memoria