El 54 por ciento de los ciudadanos se sienten tan españoles como de su comunidad autóctona