Colau resta importancia a los abucheos recibidos en las fiestas de Gràcia: "Siempre hay alguna pitada"