La comisión municipal sobre el Palau se estrena encargando una auditoría