La Comunidad Valenciana, cerca de la tercera ola: sube la incidencia a 390 casos por cada 100.000 habitantes