Las CCAA empiezan a endurecer las restricciones ante la subida de contagios tras Semana Santa