Los comunistas indios, en su hora más baja desde los años de independencia