El espíritu del 25-S vuelve a congregar a miles de manifestantes cerca del Congreso