La Guardia Civil revisa los bloques de hormigón que impiden faenar a los pescadores españoles