"Somos conscientes del peligro pero el trabajo en el Índico es nuestra vida"