Tomás Gómez relaciona la intoxicación de la familia sevillana con la crisis