La dimisión del consejero de Justicia abre la quinta crisis de Gobierno en Andalucía en esta legislatura