Los consejeros cesados de Puigdemont coinciden en el despacho de su abogado en Barcelona