La última sesión de control se convierte en el primer debate electoral