El 40% de los crímenes de 2008 en Guatemala se relacionan con narcotráfico