La criminalidad bajó en 2014 pero los asesinatos y homicidios subieron un 6,6 %