El cruce de declaraciones abre la negociación de los presupuestos