El décimo Gobierno andaluz toma posesión con el reto de salir de la crisis