El deporte, una cantera inagotable para los partidos políticos