"La derecha española nunca ha movido un dedo por las mujeres"