La derecha trifálica con exceso de testosterona le da risa a Pedro Sánchez