Uno de los detenidos en Marruecos suministró las bombonas de butano a los terroristas