PP y C's comienzan a negociar en Andalucía: La línea roja que Díaz quede fuera