Los familiares de los muertos en el Yak 42 sabían que el PP pagó en negro la defensa de los mandos