La diplomacia española, muy crítica con Hugo Chávez, según WikiLeaks