Dispositivos electrónicos y ropa: los radicales asaltan tiendas en Barcelona