José y Pilar, perderlo todo en la duna de ceniza en el volcán de La Palma