Los duques de Palma desviaron 747.000 euros en facturas falsas