Los ecuatorianos decidirán el sábado el futuro de su fiesta taurina