La edad de los ingresados en UCI se desplaza desde los más jóvenes a los mayores de 40 años