Cinco millones y medios de catalanes llamados a votar en unas elecciones excepcionales