Semana clave para el gobierno de Madrid