Semana clave en los ayuntamientos: las incógnitas se convierten en investiduras