El PNV niega que el adelanto electoral responda a un interés partidista