La presencia electoral de Bildu y el mensaje de ETA centran el Aberri Eguna