Los emperadores de Japón visitan Minamisanriku, arrasado por el tsunami