Los emperadores de Japón celebran sus bodas de oro sin escándalos