El encargado de las cámaras del Madrid Arena desconocía su ubicación y funcionamiento