Las encuestas electorales no dejan clara la situación de Cataluña